Que se me quedó pegada una imagen de un detalle -qué raro, Betty- de uno de los capítulos de “Twin Peaks”, la serie increíble de David Lynch.

Que adoro este tipo de historias locas, admiro las cabezas de sus creadores (capaces de contárnoslas de forma tan brillante) y agradezco a quienes me las recomiendan.

Que algo parecido pero en otra tónica me está pasando con el libro: “Respiración artificial” de Ricardo Piglia (un clásico que reeditaron y que ya está entre los preferidos de los últimos tiempitos).

Que algunas frases de Renzi, Ossorio, Maggi ¡me tienen en llamas! (y hacen que me den ganas de leer a cuatro manos (?).

Que si enero en Buenos Aires sigue así, me cabe.

Anuncios