Dibujo publicado hoy en el suplemento “Mujer” de Clarín.

En tren de continuar con la línea temática que nos convoca: mi breve confesionario de la fecha.

Como una nena, recién salí bajo la lluvia para comprar el diario. Evidentemente, las ganas motorizan. ¿Qué tiene de taaan fascinante ver el pasaje de un formato a otro? No importa, el papel me atrae y ahora estoy más contenta.

Acabo de recibir un email con las actividades de octubre en LEM -un centro de danza contemporánea que recontra recomiendo y al cual fui durante tres, cuatro años-. Por momentos, me sorprende registrar como deseo y, a la vez, evado conectar con cierta experimentación, con eso desconocido (de uno mismo). Claramente, necesito retomar ese tipo de espacios. ¡Vamos, Betty, el 2012: una nueva oportunidad!

Anuncios