La idea surgió en una charla relajada con Dami, casi como un chiste. Pero prendió. Y se fue cocinando a fuego lento, como todo plato tradicional… y delicioso. Cuando el trazo estuvo a punto, los sacamos del horno. El viernes estos dibujos estarán servidos en tu revista amiga, “Barcelona“. Bon Appétit!

Anuncios