Cuando el primer número de la revista “Barcelona, una solución europea para los problemas de los argentinos” llegó a la redacción en la que trabajaba de periodista, morí de risa. Era pleno 2003 y ese proyecto editorial me resultó más que bienvenido.

Corrieron los años y mucha agua bajo el puente. La “Barcelona” no sólo sobrevivió al Nº2 si no que hasta logró crecer sin tener prácticamente publicidad. Es decir, bancándose con el precio de tapa -y con mucho amor y tripas por parte de su staff-.

Por estos pagos, leerla me siguió divirtiendo. Pero en la última edición (la 206) encontré un motivo extra de alegría: las 6 ilustraciones publicadas en la sección “Barceloneta”. ¡Gracias, Marian Lucano, por la invitación a sumarme a esta aventura!

¿Y tú, querido lector, quieres ver el resto de los dibujos y apoyar esta revista “loca linda”? Pues cópate y adquiere un ejemplar en tu kiosco amigo.

Actualización: tras el paso de un par de meses de su publicación, subo la segunda página que tenía esta colaboración.

 

Anuncios