Esta semana, un cronograma chino. ¿Llegaré? ¿Y en qué estado? Cruzo los rulos para darle la vuelta al asuntilio y arribar al fin de semana en relativa calma chicha.

Mientras tanto, disfruto con cierto pudor el temita: “La isla del sol” que se me pegó esta tarde de lluvia y no puedo parar de loopear. ¡Vamos, Betty, arriba esos corazones de otoño!

Anuncios