No soy futbolera ni de Estudiantes. Pero me emocionó que este equipo se haya llevado la Copa Libertadores (la cuarta en su historia), el compromiso por la camiseta de Verón padre e hijo, y que cierto romanticismo / ética -¿para qué negarlo?- haya triunfado por sobre otros intereses.

Estudiantes - IV Copa Libertadores

Publicado en eBlog este viernes.

Anuncios