El año pasado me he habían propuesto hacer una serie de pinturas que relacionase a la mujer con “cierto erotismo”. Después de probar distintas opciones, presenté estas manchas de tinta china de colores. Optaron por encargarme dibujos de línea en blanco y negro.

bailamos

A pesar de que no suele agradarme el “sí pero no”, ese día me quedé contenta. La pauta me había motorizado a producir obras nuevas, a vivenciar horas interesantes. ¿Y quién nos quita lo bailado?

Anuncios