Sin mucha pretensión y con el ánimo de ablandar la mano, doy por comenzada esta nueva sección: “Rapiditos”.

El dibujo, se sabe, es una actividad que requiere práctica permanente. Así que a modo de autodiversión y propuesta anti-morsa, a partir de hoy intentaré hacer por lo menos tres “rapiditos” por semana, improvisados y faltos de cocción -ideales para ansiosos como yo-.

Hoy, electricidad I.

electricidad

Anuncios