En el pasto

De vez en cuando, revuelvo los dibujos que guardo en una caja grande y de cartón -sí, necesito actualizar el blog!;)- . Hoy encontré este boceto con un detalle que adoro: la brillantina. No entiendo bien por qué -creo que tampoco es necesario- pero ver esos puntitos que resplandecen me dan una alegría simple y aniñada. Como una lentejuela, otra delicia de la vida moderna.

A veces, estos mínimos detalles bastan para ponernos de buen humor. Esperemos que este finde largo, entonces, continúe con mucha brillantina más!

Anuncios